Si estás pensando en comprarte un cepillo eléctrico yo que tu me lo pensaría.Tengo un compromiso contigo: te contaré siempre lo bueno y lo malo de todo lo que pruebe.

5D0A0841

Te cuento mi experiencia: hace un año me compré un cepillo eléctrico. Llevaba tiempo investigando cuál era el mejor y todo apuntaba a que el cepillo “Clarisonic” era el más bueno del mercado. De entrada me pareció muy caro (149 euros). La información y la vendedora me convencieron para hacer el gasto. No es que vaya mal, pero la inversión que haces, con los resultados que obtienes no es la correcta.

El cepillo oscila a más de 300 movimientos por segundo. Aconsejan utilizarlo todos los días para limpiar, desmaquillar y exfoliar a la vez. Así lo hice, los primeros días estaba encantada, pero en poco tiempo la piel se me empezó a irritar.

Lo que publicitan es cierto. Su uso deja una piel perfectamente limpia y exfoliada. El inconveniente es que es una barbaridad hacer una exfoliación diaria. Dejas la piel desprotegida, sensible e irritada.

Ahora lo utilizo una vez a la semana. Por eso creo que no merece la pena gastar tanto dinero en un aparato que lo tienes en el cajón 6 días seguidos. No pienses que tengo nada contra la marca, te cuento mi experiencia, desconozco cómo irán el resto de los cepillos. La publicidad muchas veces invita a comprar y no siempre se acierta.

Hay que tener cuidado a la hora de limpiar la piel. Utilizar aparatos o productos inadecuados puede estropearla en vez mejorarla.

Kalón-consejo

Es fundamental que te desmaquilles todas las noches. ¡¡No seas perezosa!!. Mientras duermes se reparan células. La piel necesita respirar. El maquillaje obstruye los poros.

Por la mañana también es importante que la limpies en profundidad pero con delicadeza. Con una exfoliación a la semana es suficiente.

Acuérdate de que el cuello y el escote también existen.

¡¡Se feliz!!