Según los datos del Consejo del Poder Judicial, el 33% de las separaciones se producen en el tercer trimestre del año. El estrés, el cansancio y la monotonía pasan factura. Todos soñamos con ese merecido periodo de descanso. Pero… algunas veces volvemos peor de lo que nos fuimos. Para disfrutar en buena armonía con tu pareja y que el verano no acabe en divorcio, te voy a dar unas sencillas claves que pueden evitar conflictos y malos rollos.

Algunos psicólogos explican que muchas parejas achacan sus problemas de relación a la falta de tiempo, estrés y exceso de trabajo. ¡Que gran paradoja! En verano es cuando disponemos de más tiempo. Nos liberamos del estrés y no trabajamos. Entonces… ¿Cómo se explica que 1 de cada 3 divorcios se produzcan en septiembre? Creo que algunas de las causas pueden ser:

  • Canon de salón. TailandiaA mayor convivencia pueden surgir más roces.
  • Al compartir más tiempo, la independencia que se mantiene en la pareja todo el año, se ve comprometida.
  • Los hijos y las familias respectivas pueden ser motivo de conflicto.
  • La falta de intimidad, de comunicación y de complicidad pueden derivar en desamor.
  • La economía ajustada puede provocar reproches en gastos.

FLOTER MARKETSi sabemos cuales son las causas más comunes de posibles disputas podremos evitarlas.

Claves para disfrutar unas vacaciones en armonía:

  • La comunicación plena y sincera con tu pareja evitará más de un problema. Dile siempre lo que piensas. Pero ten cuidado “no solo lo que dices, sino como lo dices”.
  • La flexibilidad. No pretendas imponer siempre lo que te apetezca a ti, piensa en los demás.
  • El respeto a tu compañer@ de vida es fundamental para mantener una buena relación.
  • Tomar decisiones consensuadas. Si te toca compartir vacaciones con la familia de tu pareja, poned unas pautas de comportamiento. No seas tu quien inicie un conflicto, pero tampoco dejes que tu suegra o tus cuñad@s te amarguen las vacaciones. Si no hay muy buena relación con la familia política, deberíais plantearos cambiar de destino para evitar roces. Los hijos tampoco deben ser motivo de conflicto.
  • Marcar un horario y reparto de tareas. Si el resto del año establecéis unas rutinas de organización con los hijos, comidas, limpieza de la casa… ¿Por qué no hacerlo también en verano?
  • Tener tu espacio. No es necesario pasar las 24 horas juntos. Es importante que tengas tiempo para ti, sin tener que compartirlo con nadie.
  • Ser positivo. Piensa que es una época para disfrutar. Relativiza, no te enfades por tonterías.
  • Disfrutar con las pequeñas cosas. Si este año tu economía te impide salir de casa, comparte con los tuyos tiempo de ocio en la piscina, paseando por el parque, conoce la ciudad…

El Psicoterapeuta Bert Hellinger habla de tener una buena relación con 5 palabras mágicas: “si, gracias, por favor, lo siento, te quiero”. Obviamente esto lo deberíamos tener en cuenta a lo largo de todo el año para evitar enfados. Pero… ¿Cuántas veces las utilizamos? De hacerlo más, evitaríamos problemas y mejoraríamos la convivencia.

Canon de Kalón. MéxicoKalón-Consejo

Compartir el tiempo de ocio con las personas que quieres tiene que ser motivo de felicidad.

Paciencia, comprensión y mucho amor son garantía de éxito en tu relación.

Dile que le quieres todos los días. Pero recuerda, que lo más importante es demostrarlo con actos.

Huye de la monotonía. Haz cosas diferentes. La pareja es tu mejor amig@.

Y sobre todo… ¡¡Sonríe y se feliz!!