¿Os habéis fijado que en nuestro día a día vamos acelerad@s? ¿Cuántas veces hemos pensado “¡necesito relajarme! ¡Que bien me vendría un fin de semana en un balneario!”? (Masajes, sauna, jacuzzi…). O también “¡Tanto estrés me va a matar, quiero desconectar!”

¡¡Mira y disfruta!!

“WELLNESS” significa bienestar. Y bienestar significa estar bien.

A todos nos gustaría poder disfrutar cada fin de semana de una sesión de cavaterapia, masajes y todo tipo de técnicas relajantes. Desgraciadamente, esto no está al alcance de todos los bolsillos y no lo podemos hacer con mucha asiduidad. ¿Por qué no hacerlo en casa?. Solo se necesita algo de tiempo y muy poco dinero.Es muy fácil hacer de tu baño un auténtico balneario.

Te voy a hablar, sin lugar a dudas, del mejor “RITUAL DE KALÓN”.
Voy a proponerte una versión “low cost” pero igualmente placentera, a la par que glamurosa. Todos necesitamos un espacio para nosotros. Planifica tu tiempo y, al menos una vez a la semana, busca una hora para “TI”. Aparca tus problemas, tus angustias, tu estrés… y olvídate de prisas.

Tu salud y tú os merecéis un descanso.

IMG_2457

Cómo y por qué hacer que tu bañera sea un balneario

Llena la bañera con agua caliente y añade dos kilos de sal marina. Siento soltar este rollo, pero es imprescindible que quede claro los beneficios de los baños de sal para la salud.

Nuestro cuerpo tiene entre un 70 y un 80% de agua. El agua caliente abre los poros y se produce un proceso llamado osmosis. Es decir, hay un intercambio de toxinas de nuestro cuerpo (que salen al exterior) y oligoelementos en el agua salina que penetran en la piel. Por un lado eliminamos las toxinas a través de la piel (anhídrido carbónico, grasas, acido úrico y amoniaco). Esto ayuda al hígado, pulmones y riñones a filtrar los deshechos que se producen en nuestro organismo (diálisis percutánea).IMG_2444

Esta operación de filtrado ayuda a que los órganos no tengan tanta sobrecarga de trabajo. Nuestro organismo tiende a volverse ácido (ácido con sal, se vuelve alcalino). Es muy importante mantener un PH correcto. A su vez, la sal lleva trazas de oligoelementos como calcio, sodio, potasio, cloruro de magnesio y manganeso que penetran por los poros.

Por eso tomar baños de sal es tan “sal-udable”. Además de relajante es terapéutico.

Es importante crear en tu baño un ambiente propicio para la relajación. Velas aromáticas, música relajante, temperatura óptima, luz tenue…

Si te apetece, puedes añadir a la bañera la emulsión de “oil relax” con cava como indica el video. Pero… vamos paso a paso.

Además de la bañera con dos kg de sal marina necesitaremos:

  • Un guante de crin
  • Un frasco de “oil relax”
  • Cava o té rojo (estos dos últimos no son imprescindibles).IMG_2431

Tiempo para ti (no escatimes, se generos@).

Deja fuera del baño: el móvil, problemas de trabajo, preocupaciones…

Disfruta de tu soledad!! Vive el aquí y el ahora!!. Si vienen a tu cabeza pensamientos déjalos pasar. No seas rumiativ@!!. Por mucho que pienses en lo mismo, esto no hará que cambie.

Antes de sumergirte en la bañera frota en seco con un guante de crin. Empieza por los pies y ve subiendo hasta terminar en los brazos. Realiza suaves movimientos circulares ascendentes. Puede que, al frotar, se te ponga la piel un poco roja… no te asustes, pero tampoco te pases con la intensidad. Con el guante realizas una exfoliación y preparas a la piel para iniciar el proceso de eliminación de toxinas.

Si te apetece, y te tienes que lavar la cabeza, puedes aprovechar para ponerte una mascarilla en el pelo de aceite de Argán.

Sumérgete en la bañera y disfruta durante media hora aproximadamente.

Si te has dado el capricho de tomarte una copa de cava y has echado en la bañera la emulsión de cava con aceite, no hace falta que te aclares.

Si prefieres la versión más económica, puedes tomarte un té rojo y dejar un poquito para realizar la emulsión con el aceite. En el caso de que no te guste el té, después de aclararte y sin secar, puedes pulverizar directamente sobre la piel este “oro líquido”. No hace falta que te seques con la toalla. El oil relax de Perlage lleva aceite de pepita de uva, célula madre de la vid, magnolia y azahar. Componentes que potencian la regeneración de la piel y son grandes antioxidantes.

Se queda la piel perfecta. Hidratada pero no grasa. Da sensación de limpieza y el olor…ummmm!!! A mí me da paz, bienestar y relax. Mira que es difícil que un olor produzca sensaciones, pues este lo consigue.

Yo lo hago prácticamente a diario. Si quieres dormir, el momento para hacerlo es poco antes de irte a la cama. No te hará falta contar ovejas. Sales tan relajado que concilias el sueño en un momento.

Os recomiendo el aceite “oil relax” de la marca “Perlage” porque me encanta. La relación calidad precio es excelente y huele de maravilla. Tiene un problema y es que en cuanto lo pruebas te engancha. Para mí es adictivo. Parece que lo esté vendiendo pero no es así. Os lo recomiendo porque es el que uso todos los días.

El aceite de Argán de esta firma también es muy bueno. Lo empleo para el pelo unas dos horas antes de lavarme la cabeza (como mascarilla) y también como hidratante corporal.

Aunque con “oil relax” tienes la piel perfectamente hidratada 24 horas, por la mañana me doy en los brazos (con Argán), insistiendo más en los codos y también en las rodillas. Y ya que estoy, me lo aplico en las manos en lugar de crema.

Se me olvidaba decirte que, cuando salgas de la bañera, te tumbes en un sillón o en la cama. El agua caliente puede bajar la tensión y es posible que te sientas ligeramente maread@. Pero se pasa en un momento, así que no te preocupes. Además se necesitan unos minutos de impás para volver a la cruda realidad.

Después de tener tu piel como la seda: sin toxinas, ni células muertas. Bebe un gran vaso de agua para hidratarte por dentro. Te sentirás bien y relajad@.

Creo que hacer un”( )” al menos una vez a la semana es importante para nuestra salud física y psíquica.

Si no tienes bañera, otro día te diré como tomar una ducha “MINDFUL”. También es muy gratificante.

Kalón-consejo:

Disfruta con las pequeñas cosas que te da la vida.

Vive en armonía cuerpo–mente.

¡¡¡CUIDA-T tú!!! Y… cuidarás mejor a los tuyos.

¡¡¡Se feliz!!!

Buena semana para todos!!