Los ejercicios hipopresivos se han puesto muy de moda. Muchas celebrities los practican. Se basan en técnicas de respiración de yoga (Uddiyana Bandha) y en principios de una reeducación postural global. A tod@s nos preocupa esa barriguilla cervecera. Con el paso de los años, la vida sedentaria y una mala alimentación, esa tripita va creciendo. Y lo que es peor: se vuelve cada vez más fofa. Suben las temperaturas y llega la operación bikini. Barriga, celulitis y flacidez salen a la luz. Los gimnasios se llenan de gente que quiere lucir cuerpazo en un mes. Mi recomendación: “haz un curso de photoshop”. Te verás estupend@ en las fotos y te costará menos esfuerzo. Si quieres tener una tripa plana, no lo vas a conseguir machacándote con abdominales. Es más, si los haces mal, puede que incluso aumentes su volumen, te lesiones el cuello o la zona lumbar.

Chus Galvez (nuestra entrenadora y fisioterapeuta del blog) me decía: “los ejercicios hipopresivos son los únicos abdominales que deberíamos practicar”. Para realizarlos, se tiene que generar una hipopresión en la cavidad abdominal. La clave es la respiración. Al vaciar todo el aire de los pulmones y mantenernos en apnea durante unos segundos, conseguimos un efecto de succión en las vísceras. La musculatura del suelo pélvico y la faja abdominal se contraen, trabajando en isométrico.

Este tipo de ejercicio tiene muchos beneficios:

  • Refuerzan el suelo pélvico.
  • Tonifican los abdominales.
  • Reducen el perímetro de cintura.
  • Mejoran la flexibilidad.
  • Aumenta la amplitud torácica.
  • Mejoran la salud de la espalda.
  • Disminuyen los problemas de incontinencia urinaria.
  • Mejoran potencialmente la vida sexual

Se pueden realizar para la recuperación y tonificación post-parto.

Son pocas las contraindicaciones:

  • Mujeres embarazadas.
  • Personas con hipertensión arterial.

Si ves videos que circulan en las redes sociales sobre este tipo de ejercicio, no pienses que consiste en meter la barriga. Aunque esto es lo que se ve, es necesario un correcto control del diafragma. Te aconsejo que realices un curso para aprender la técnica. Una vez aprendida, los podrás realizar en casa correctamente. Yo voy a Punto Vital. No me extraña que se hayan puesto tan de moda. Los hipopresivos no te cansan, no te duele el cuello, ni la zona lumbar. Cuando terminas la sesión notas que los has trabajado mucho. Si los practicas, “los abdominales” dejarán de ser “ abominables”

Modas aparte, técnicas como yoga, taichí, Pilates y ejercicios de hipopresión basan sus principios en la respiración. Está claro que respirar es algo que hacemos de forma involuntaria. Aprender a mantener una respiración consciente, mejora la salud física y mental. Es una herramienta imprescindible para combatir el estrés, la ansiedad y dejar descansar al cerebro. También ayuda a mejorar el rendimiento deportivo.

Kalón-consejo

Aprende a realizar ejercicio correctamente. Evitarás lesiones y obtendrás resultados.

“Mens sana in corpore sano”

¡¡Sonríe y se feliz¡¡