El 87% del día nuestra mente está en otro sitio. Como vulgarmente se dice: “no estamos en lo que celebramos”. ¿Sabías que tenemos aproximadamente 60.000 pensamientos cada 24 horas? La mayoría son negativos y repetitivos. Si no incidiéramos tanto sobre lo mismo, reduciríamos el número, optimizaríamos el tiempo y le daríamos un respiro a nuestro cerebro. Esto es la teoría… pero la realidad es que, muchas veces nos anclamos en el pasado o nos anticipamos al futuro. El ” y si…” : “y si enfermo”, “y si pierdo el trabajo”, “y si mañana…” Le damos vueltas a algo que en principio puede ser una tontería y al final, se convierte en un problema que nos afecta anímicamente. Barrenamos a nuestro cerebro con preocupaciones, prisas, angustias, miedos… El estrés va dejando poso en nuestro cuerpo. Nuestros músculos se tensan y nos producen dolor. Por eso, uno de los mejores remedios para aliviar tensiones es un buen masaje relajante. Tiene beneficios estéticos y terapéuticos. Pero hay otros, “los psicológicos” que pueden superar a los primeros.Canon de kalón. Masaje relajanteHace unos días la firma cosmética Massada The Natural Terapy presentó en Punto Vital su nuevo tratamiento de Rituales del Mundo: “Siente África en tu piel”. Un masaje inspirado en la cultura, el paisaje y la luz africana. Maru Romero mostró las técnicas de este tratamiento a las profesionales que acudieron a la presentación. Hasta ahora, solo había sentido sus manos cuando me hacía algún tratamiento. ¡Verla es todo un espectáculo! Masajeaba a la modelo con movimientos rítmicos al son de la música. Todo su cuerpo danzaba como si estuviera bailando en una tribu africana. Como era de esperar, en cuanto terminó, pedí hora para sentirlo en mis propias carnes. Te cuento mi experiencia:

Canon de kalón. Masaje relajanteLa sala con luz tenue, las velas y la música relajante con sonidos de agua, predisponían a la calma. El masaje comenzó con una exfoliación de Karitè. Después, Maru me envolvió en un plástico con una piedra de ámbar naranja sobre el abdomen y me tapó. Sola en la sala, escuchando el sonido del agua, respirando, viviendo y disfrutando “mi momento”, sin pensamientos. ¡Qué paz! El tiempo se paralizó. Con esta sensación de relax me levante para retirar el producto en la ducha y… Al salir la música cambió. “Storms in Africa” de Enya inundó la sala de color, de alegría, de contrastes… Maru comenzó su danza (en ese momento yo no la veía claro) pero empecé a notar sus manos sobre mi piel. El masaje rítmico, la música y mi imaginación, me trasportaron al continente africano. ¡Me encantó! ¡Salí como nueva! El bienestar corporal de músculos relajados, la sensación de paz interior, de tranquilidad… La respiración en calma. La hora y media que dura el masaje se me paso volando. Reconozco que es uno de “mis caprichos saludables”.

Estos son algunos de su beneficios:

  • Hidrata y protege la piel.
  • Activa la circulación de la sangre.
  • Equilibra las emociones frente a situaciones difíciles.
  • Calma el estrés.
  • Aporta sensación de bienestar general. Activa la fuerza vital. Te sientes con más energía.

Canon de kalón. Masaje relajanteAdemás de sus beneficios para la mente, la piel se queda como la seda. Todos los productos que utilizan son naturales, algunos procedentes del continente africano:

  • Aceite de agua de Nilo (de edición limitada): para desbloquear las zonas más cargadas como cervicales y hombros.
  • Scrub de Karitè: hidrata y protege la piel.
  • Vainilla de Madagascar: efecto tonificante, detoxificante e hidratante.
  • Clematide, pino y enebro.

Sin lugar a dudas te lo recomiendo. Es el mejor regalo que te puedes hacer para Navidad. Yo voy a dar pistas por si alguien de mi familia lee esto. Puedo repetir en cualquier momento. Las manos mágicas de Maru tienen el poder de paralizar “el tiempo” y de transportarte a cualquier lugar del mundo. No hace falta coger el avión para ir a África. Ella consiguió que: “la sintiera en mi piel”.Canon de kalón. Masaje relajante

Solo puedo decir: “gracias Maru Romero por darme la paz y el equilibrio que mi mente necesita y por dejarme la piel perfecta”.

 #KalónConsejo

Relativiza, no te preocupes por cosas tontas. Piensa en “aquí y ahora”, vive y disfruta el momento. Lo pasado, pasado está, y el futuro… ¿Tienes tu la bola de cristal? Este Kalón-consejo creo que debería copiarlo 100 veces. Soy la primera que me dejo arrastrar por el estrés. Para controlarlo, me baño con sal, medito y… En cuanto puedo pido hora para que me den un buen masaje relajante.

¡¡Sonríe y sé feliz!!