El café es una bebida que, te guste o no, forma parte de nuestras vidas. Aunque no lo consumas, seguro que has dicho en alguna ocasión… ¿Quedamos a tomar un café? Es el causante de desvelos si lo tomamos tarde.

El gran aliado de las noches de estudio en época de exámenes y lo que te despierta y da energía al levantarte. ¿Sabías que en el mundo se consumen 2.250 millones de tazas al día? La Organización Mundial de la Salud ha hecho un seguimiento durante 16 años sobre 520.000 personas europeas. Los investigadores demuestran que tomar 3 tazas de café al día reduce la mortalidad prematura en un 8% en las mujeres y un 18% en los hombres. El consumo continuado de café puede tener efectos beneficiosos para la salud. Así lo asegura la revista Annals of Internal Medicine en una de sus últimas publicaciones. Esto no quiere decir que el café alargue la vida y sea una excusa para tomarlo en exceso. Pero ¿qué tiene el café para ser una de las bebidas más consumidas en el mundo?

canon

La respuesta es clara: la cafeína. Esta sustancia es un estimulante del sistema nervioso central. No posee ningún valor nutricional. Se encuentra en los granos del café y en más de 60 plantas como el té, las vainas de cacao, el mate, las bayas de guaraná o la nuez de cola (ingrediente de los refrescos). La cafeína sintética se añade a algunos medicamentos, bebidas estimulantes y ciertos productos para aumentar la energía.

Tomar café con moderación tiene muchos beneficios para la salud. Pero, si abusas de él, puede ser perjudicial y tener efectos secundarios. Como todo en la vida, en la moderación está el equilibrio.

Beneficios

  • Según la OMS, consumir 3 tazas de café al día reduce la mortalidad prematura.
  • Estimula el sistema nervioso central. Te da energía y te despierta.
  • Mejora la función circulatoria al activar la presión arterial y limpiar las arterias.
  • Es un estimulante para las personas hipotensas.
  • Tomar 3 tazas, podría disminuir el riesgo de padecer Alzehimer y otras demencias.
  • Puede ayudar a prevenir la aparición de diabetes tipo 2.
  • Mejora el estreñimiento, ya que aumenta la actividad del tránsito intestinal.
  • Es diurético. Ayuda a eliminar líquidos.
  • Contribuye en la pérdida de grasa. Activa el metabolismo y quita el apetito.
  • Tiene un efecto termogénico.
  • Incrementa el rendimiento deportivo.
  • Reduce la percepción del cansancio, tanto físico como mental.

madre-e-hija_cafes-orus

Contraindicaciones

  • Si tienes hipertensión, aumenta la presión arterial. Pregunta a tu médico si puedes tomarlo.
  • En el embarazo y en la lactancia, la cafeína podría pasar al bebé a través de la sangre materna.
  • Con enfermedades estomacales como úlceras o gastritis puede producir acidez.
  • Si tomas antidepresivos, consulta al especialista. Podría provocarte hipertensión y dolores de cabeza.
  • Si eres una persona muy nerviosa. Podría incrementar los niveles de irritación y ansiedad.
  • Si padeces insomnio, la cafeína puede desvelarte y quitarte el sueño.
  • Con enfermedades cardíacas, puede acelerar el ritmo del corazón.
  • El consumo elevado de café puede llegar a ser adictivo.
  • Puede interferir con la absorción del calcio en el cuerpo.

El consumo excesivo de café puede tener efectos secundarios:

  • Mareos y nauseas.
  • Presión arterial alta.
  • Ansiedad y nerviosismo.
  • Insomnio.
  • Dolores de cabeza.
  • Deshidratación.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Adicción.

En mi blog de belleza y salud me gusta compartir contigo trucos prácticos y económicos. Utiliza los posos del café como exfoliante corporal. Mezcla en una taza: una cucharilla de aceite de coco o de semilla de olivo con los posos del café. Aplícalo con la piel húmeda. Frota suavemente con movimientos circulares ascendentes desde los pies hasta los hombros. Haz hincapié en codos y rodillas. Ten cuidado en las zonas sensibles como el pecho y el escote. Aclara con abundante agua. Si es fría mejor. Activarás la circulación de la sangre y mejorará el aspecto de la celulitis. Te quedará la piel súper suave. Después hidrátala bien.

#KalonConsejo

A pesar de ser estimulante, tomar un café o un té con los amigos puede ser relajante. Un motivo para hacer una pausa, reír y compartir confidencias. Disfruta de su sabor y aprovecha sus beneficios. No tomes más de 3 tazas al día. Evítalo a partir de las 5 de la tarde. Come sano, bebe dos litros de agua, practica ejercicio con regularidad. Con o sin café, saborea el verano. Es momento de relax y de desconexión. La vida son momentos. Aprovecha cada minuto porque ya no vuelve.

¡¡Sonríe y sé feliz!!