Cuando era niña pasaba las vacaciones de verano en Riglos. Más de dos meses al aire libre, corriendo y jugando por los campos. Todo el día expuesta al sol sin crema de protección. En mi juventud hacia auténticas barbaridades por estar morena (negra). En la piscina, o en la playa, pasaba horas y horas vuelta y vuelta hasta llegar a ponerme como un tizón. Entonces se sabía poco sobre el cáncer de piel. Desconocía que las horas de exposición solar iban a repercutir en manchas y arrugas con el paso de los años. Tomar el sol con precaución (y en su justa medida) puede tener muchos beneficios para la salud, pero si te expones demasiado…¿Sabes los riesgos que corres?

Canon de Kalón. Beneficios y riesgos del sol para la saludBeneficios del sol para la salud:

  • Estimula la producción de vitamina D. Responsable de la correcta asimilación del calcio. Imprescindible para tener huesos y dientes fuertes y sanos.
  • Mejora el sistema inmunitario.
  • Baja el colesterol en sangre.
  • Disminuye la presión sanguínea.
  • Mejora la capacidad de trabajo cardiovascular y la respuesta muscular.
  • Mejora la respiración, sobre todo en personas asmáticas. Mejora las infecciones respiratorias.Canon de Kalón. Protectores solares

Riesgos de tomar el sol en exceso:

  • Aparición de eritemas. Enrojecimiento que aparece al tomar el sol sin protección.
  • Quemaduras. Dependiendo de la gravedad pueden ser de segundo y de tercer grado.
  • Envejecimiento cutáneo. La piel tiene memoria. Las horas de exposición del pasado se convertirán en arrugas y manchas en la piel.
  • Trastornos en la vista. Es importantísimo proteger los ojos con gafas de sol adecuadas. Siempre compradas en óptica. Así asegurarás que el cristal protege los ojos.
  • Cáncer de piel. Las radiaciones solares son el principal factor de riesgo en la aparición de carcinomas cutáneos y melanomas.
  • Melanoma: el 86% se producen por la radiación ultravioleta A y B del sol. Estas radiaciones son capaces de producir mutaciones en el ADN de las células de la epidermis. Aparece cuando las células encargadas en elaborar la melanina (melanocitos) se convierten en malignas. La melanina es un pigmento responsable del color de la piel, el pelo y los ojos. Funciona como fotoprotector. Al exponernos al sol, los melanocitos intentan proteger la piel de los rayos solares produciendo más melanina. Por eso nos ponemos morenos. Pero si lo hacemos sin protección solar de una forma excesiva puede que estas células se convierten en malignas. Las células cancerosas se dividen y crecen de forma descontrolada invadiendo tejidos y estructuras sanas de alrededor. Cuando los melanocitos crecen en grupo, aparecen lunares y pecas. Si tienes muchos (más de 50), te recomiendo que acudas al dermatólogo. Hay que vigilar su aspecto y la cantidad. Sigue esta regla para controlar su evolución y en cuanto observes algún cambio acude al especialista inmediatamente.
  1. A: asimetría
  2. B: bordes irregulares.
  3. C: color variado (cuando una lesión tiene varios colores).
  4. D: diámetro mayor de 6 milímetros.
  5. E: evolución. Observa si cambia de aspecto.

Carcinomas cutáneos: aparecen sobre todo en personas de piel blanca y ojos claros. Los trabajadores expuestos al sol durante años (agricultores, pastores, marineros, albañiles…) tienen más probabilidades de padecerlo. Suele aparecer a partir de los 50 años. El crecimiento de este tipo de cáncer es muy lento y no suele producir metástasis. El aspecto de este tipo de tumor es variado. Pueden aparecer manchas rojizas que suelen descamarse y sangrar. Los nódulos y úlceras que no cicatrizan, también pueden ser síntoma de carcinoma cutáneo.Canon de Kalón. Gafas de sol

Como tomar el sol sin riesgo:

  • Hora: toma el sol a primera hora de la mañana o por la tarde. De 10h. a 16h. Son las horas más peligrosas.
  • Tiempo: la exposición debe ser gradual. Empieza por 10 minutos al día los 10 primeros días. Cuando tu piel este preparada, puedes tomarlo un poco más, pero no te pases. Conseguirás estar broceada unos días pero te saldrán arrugas y manchas.
  • Protectores solares: al aplicarlos, obtienes un aumento en el tiempo de tolerancia al sol sin que te perjudiquen los rayos. Recuerda, una aplicación al día no es suficiente. Debes renovarla cada hora o cada vez que te mojes.
  • Píldora anticonceptiva: es un medicamento fotosensible. Es decir, producen mayor absorción de la radiación solar. Si las tomas, será necesario que utilices crema de pantalla total.
  • Embarazo: puede aparecer “cloasma”. Son manchas solares en cara y escote de color marrón.
  • Bebés y niños pequeños: los recién nacidos no deben exponerse al sol. Y desde los 5 meses hasta los tres años con muchísimo cuidado. A partir de esta edad es bueno que lo tomen. Les ayuda a producir vitamina D. Siempre con protección.
  • Hidratación: es fundamental beber agua abundante durante la exposición. Al tomar el sol se suda y se pierden líquidos. Hay que reponerlos para evitar deshidratarnos.
  • Alimentación: debemos nutrir la piel desde dentro. Toma abundantes vegetales frescos de temporada y alimentos ricos en omega 3.

Canon de Kalón. Menopausia Cuidados especiales:

  • Media hora antes de tomar el sol ponte crema con factor de protección sobre la piel limpia. Los cosméticos perfumados y las colonias pueden producir manchas.
  • Los rayos UVA son menos agresivos que los UVB, pero también tienen riesgo de ser cancerígenos y además envejecen la piel.
  • Si tienes alguna herida, quemadura o problema en la piel, tapa la zona afectada para que no pase ni un rayo de sol.

#KalonConsejo

Utiliza siempre gafas y crema de protección solar. Si te proteges correctamente del sol y lo tomas de forma adecuada, obtendrás todos los beneficios que aporta al organismo y evitarás los riesgos de una exposición prolongada.

Hidrata muy bien la piel después de tomar el sol. Si la llevas irritada puedes utilizar Aloe Vera para calmarla.

Si estás en la playa o en la montaña, utiliza sombrero, pañuelo o gorra para que no te dé el sol en la cabeza.

No te pongas perfume sobre la piel para evitar manchas.

Bebe 2 litros de agua y aliméntate bien.

¡¡Sonríe y sé feliz!!