Hablando de pelo, de vez en cuando hay que “cortar por lo sano” y no es que cambiar el look sea una decisión drástica (que también). En este caso el refrán viene “como anillo al dedo” porque… para tener el cabello sano hay que cortarlo. No solo es una cuestión estética. Es por salud capilar. ¿Qué debemos hacer para tenerlo fuerte y bonito? ¿Cada cuánto tiempo debemos cortarlo? ¿Son malos los tintes y los moldeadores?Cambio de look. Canon de kalón

Un pelo cuidado hace el todo a un look. Si lo llevas sucio, desaliñado o sin estilo, aunque vayas a la última parecerás una persona dejada. Por el contrario, si vas bien peinada, con cualquier cosa que te pongas estarás perfecta.

Por eso es fundamental que encuentres un buen peluquer@. Para mi, Teresa Sierra (propietaria de Unión Estilistas) es la mejor profesional y una gran amiga. Además de ser una artista con la tijera, te asesora como nadie. Es, como Mary Poppins, prácticamente perfecta. Como sabe que se me cae mucho el pelo hace poco me dijo: “¿Qué te parece si hacemos un cambio de look? Lo ideal sería cortar para que te pese menos y hacer un moldeador para ahuecar el cabello y darle volumen. También podríamos aclararlo un poco ¿Cómo lo ves?” Me dijo con esa sonrisa que te da seguridad. Mi respuesta fue: “Mayte, confío en ti ciegamente, pero… ¿No será mucho todo esto a la vez? ¿No dañará más mi pelo?”

Ella sabía lo que hacía, después del cambio de look, no lo he notado más estropeado. Con el ahuecador ha conseguido que tenga mucho más volumen y se me ve más pelo. Estoy muy contenta con el resultado.

¿Cada cuánto tiempo hay que cortarse el pelo?

Teniendo en cuenta que el pelo crece 1 centímetro al mes aproximadamente, el estilo de peinado determina cuando hay que cortarlo. El pelo corto o la melena bob necesita un mantenimiento continuo para que no pierda su forma. Se debería cortar cada 3 semanas. Si Llevas el pelo largo, el abuso de acondicionadores, la plancha y el secador a alta temperatura, hacen que se estropeen las puntas. Por lo que deberías sanearlas cada 2 o 3 meses.

¿Es malo teñirse?

A partir de los 40 años 9 de cada 10 mujeres lo hacen. Los tintes de ahora llevan aceites vegetales y sustancias alcalinas que cubren las canas y duran mucho. Los que no llevan amoniaco, ni lo dañan, ni lo resecan. Aportan brillo al cabello y no producen picor ni escozor. Es importante acudir a un centro que utilice buenos productos.

¿Los moldeadores dañan el cabello?

Los productos que se utilizan ahora nada tienen que ver con las permanentes de antaño. Aunque llevan componentes químicos para poder formar los rizos, son más suaves. Llevan productos como proteínas de seda o aloe vera que cuidan el cabello y dan flexibilidad y elasticidad al rizo.

Conclusión: el uso de tinte y permanente será malo o bueno dependiendo de los productos utilizados y del profesional que lo realice.

Además de acudir a la peluquería debes seguir estos tips para cuidar tu melena:

¿Qué hacer para tener un cabello más fuerte?

Para engrosar las fibras capilares y minimizar su caída debes de:

  • Utilizar el champú adecuado. Hay multitud de marcas buenas en el mercado: Kerastase, Furterer, Klorane
  • Acudir al especialista en cuanto notes más caída. Puedes tener alopecia androgenética, un déficit de vitaminas o alguna enfermedad que lo cause.
  • Realizar tratamientos medico-estéticos preventivos.
  • Tomar suplementos alimenticios. En periodos de caída pueden ayudar a fortalecer el cabello. Yo utilizo Forzapel, también son efectivos: Compridermol o Pilexil Forte.
  • Alimentación equilibrada. Algunos minerales como el cobre, selenio, zinc, silicio… son estimuladores de la queratina. Es importante incluir en la dieta alimentos que contengan omega 3. Las proteínas son indispensables para tener unas uñas y un pelo fuerte.
  • Lavar el pelo cada 3 días. Debes masajear bien el cuero cabelludo al aplicar el champú y acláralo con agua fría o templada para activar la circulación. Es falso que el pelo se caiga más por lavarlo mucho. Si no lo lavas lo suficiente, la grasa y la caspa taponarán los folículos pilosos y dificultaran la oxigenación y su crecimiento.

¿Qué debes evitar?

  • Lavarlo con agua muy caliente. Aunque pienses que así eliminarás la grasa, desprotegerás y eliminarás los lípidos naturales del cabello.
  • Cepillarlo cuando esté húmedo. Para que no se rompan las fibras capilares, seca el pelo con la toalla suavemente y sin frotar la cabeza. Después desenrédalo con mucho cuidado.
  • Planchas del cabello. Al igual que los secadores a alta temperatura, dañan el pelo. Se vuelve más frágil y quebradizo. Para evitarlo utiliza siempre un protector térmico. Lo ideal es secar al aire.
  • Peinados muy tirantes y extensiones. El peso de estas, las gomas y las horquillas pueden hacer que el pelo se debilite y se caiga por tracción.
  • Dormir con el pelo mojado. Además de dañar la cutícula, puede provocar irritaciones en el cuero cabelludo.Corte de pelo. Canon de kalón

#KalonConsejo

Con una alimentación equilibrada y el uso de complementos alimenticios minimizarás la caída. Acude al médico en cuanto notes perdida de cabello.

Lávalo cada 3 días. Utiliza productos adecuados y no abuses de la plancha ni del secador sin protector térmico.

El pelo hace el todo a un look. Un cambio de corte y color te dará una imagen renovada. Atrévete y confía en tu estilista.

¡¡Sonríe y sé feliz!!