Muchas de vosotras me preguntáis qué hago para tener una piel tan bonita. Respuesta: me la cuido en todos los sentidos. Alimentación, hidratación, limpieza, cremas… Pero también utilizo mis “polvos mágicos”. El colágeno y el ácido hialurónico son dos grandes aliados que tomo en forma de suplemento para combatir el envejecimiento. Me sirven también para fortalecer huesos, articulaciones y cartílagos. Esto de envejecer es un rollo y si no te cuidas se nota. Por eso cualquier ayudita nunca viene mal. Hoy te voy a hablar de ellos:

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo. Es un componente básico de la piel, huesos, cartílagos, ligamentos y tendones. Está presente en el tejido conectivo que envuelve y protege los músculos y órganos vitales. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, la córnea, el cuero cabelludo o las encías. Su función es aportar elasticidad y resistencia a los tejidos.

A partir de los 25-30 años las células que sintetizan el colágeno se ralentizan. Esto hace que comience el proceso de envejecimiento.

Al tener menos colágeno la piel pierde grosor y aparecen arrugas y flacidez.

Con el paso de los años los huesos se vuelven más porosos y frágiles debido a la descalcificación que produce la pérdida de esta proteína. Esto puede provocar osteoporosis.

Como los cartílagos pierden grosor, los huesos empiezan a rozar en las articulaciones. Se deforman y provocan dolor, pudiendo degenerar en artrosis o artritis si causa inflamación.

Canon de Kalón, rotura de menisco

Operación de rotura de menisco

El ácido hialurónico es un polisacárido (sustancia cristalina y pegajosa) que se encuentra de manera natural en nuestro organismo. Está en el tejido conectivo que sostiene la columna vertebral, en la epidermis o en el tejido sinovial de las articulaciones. Es capaz atraer y retener el agua mil veces su peso molecular. Gracias a ello contribuye a la hidratación celular. Como sucede con el colágeno, la presencia de esta sustancia disminuye con el paso del tiempo.

Para combatir este envejecimiento celular que produce la falta de colágeno y ácido hialurónico, es recomendable utilizar suplementos. Su uso sirve, no solo para mejorar la calidad de la piel, sino para conservar fuertes los cartílagos, huesos y articulaciones. Si eres deportista, y tienes más de 40 años, sería conveniente que tomaras estos suplementos. Durante la menopausia los huesos pierden mas densidad ósea. Como cumplo los tres requisitos, lo tomo desde hace tiempo.

En el mercado verás que hay gran variedad de colágenos, en pastillas, en polvo, hidrolizados… También podrás encontrarlos con otros componentes: ácido hialúronico, magnesio, vitamina C… Y en cuanto a los precios los tienes para todos los bolsillos. Cuando vas a la farmacia te vuelves loc@ con tanto producto y no sabes cual elegir.

No todos los colágenos son iguales. Pueden ser de origen marino, porcino y ovino. Estos dos últimos son mucho más baratos pero menos efectivos.

Mi recomendación: Compra uno de calidad, en polvo, de origen marino e hidrolizado y que lleve también ácido hialurónico y vitamina C. Si lo compras muy barato tirarás el dinero. Antes usaba Colnatur Complex. Ahora tomo Hialugen colágeno de laboratorios Bioserum. Es un poco más caro pero se nota la diferencia. Son monodosis, así sabes la cantidad exacta que tienes que tomar al día y es mucho más cómodo si tienes que salir de viaje. Lo tomo diluido en agua, es bueno de sabor. Mi rutina: lo tomo 3 meses seguidos y descanso 1. Como dice el refrán: “más vale prevenir que curar”.

Kalón-consejo

No me cansaré de repetírtelo. Alimentación, hidratación, ejercicio y hábitos de vida saludables son claves para mantenerse joven por más tiempo.

Consulta a tu médico o farmacéutico de confianza si debes tomar suplementos alimenticios.

¡¡Sonríe y se feliz!!