¿A quién no le gustaría tener las piernas de Irina Shayk o Elle McPherson? Largas, esbeltas, tonificadas… Siempre se ven depiladas, broceadas y perfectas. No tienen un gramo de celulitis, ni flacidez. Pero la realidad es otra, el 85% de las mujeres de todo el mundo tienen celulitis. Para tener unas piernas perfectas hay que aprender a valorar lo que tenemos. Conocer nuestras limitaciones, ver nuestros puntos fuertes y saber sacarles partido.Canon de Kalón. Arañas vasculares

La mayoría de nosotras tenemos unos puntos problemáticos que las afean:

  1. Venas varicosas: son capilares dilatados que se forman en la superficie de la piel. A pesar de no ser una enfermedad, afean el aspecto de las piernas. Empieza por ser un problema de mala circulación que si no se cuida puede derivar en varices.
  2. Celulitis: surge por un problema de mala circulación. Es una enfermedad que cuando aparece no tiene cura. Podrás mejorar su aspecto y detener su desarrollo. Desconfía si te dicen que con un tratamiento “X” desaparecerá.
  3. Estrías: son marcas de color blanquecino o rojizo que se producen en la piel por la rotura de fibras del tejido conjuntivo. Normalmente aparecen por una pérdida o aumento rápido de peso. Aunque no puedes eliminarlas por completo, si las cuidas bien podrás mejorar su aspecto.
  4. Flacidez: es la pérdida de firmeza de la piel. El paso del tiempo hace que el cuerpo genere menos colágeno y elastina, los tejidos de sostén. También puede aparecer por mala alimentación, falta de ejercicio, obesidad o cambios bruscos de peso.

Es importante reconocer el problema en cuanto aparece y tratarlo desde el inicio para que no evolucione.

Para evitar que aparezcan arañas vasculares y celulitis, debes activar la circulación de la sangre con ejercicio, masajes drenantes y duchas frías en las piernas. Evita el sedentarismo y aprovecha los momentos que estés tumbada para tener los pies en alto. Si no quieres tener estrías ni flacidez evita los cambios bruscos de peso. Hidrata bien la piel. Haz ejercicio.

El estilo de vida es determinante para la salud y la belleza de la piel.

Hábitos para mejorar el aspecto de las piernas:Canon de Kalón. Cómo conseguir unas piernas perfectas sin celulitis

  • Bebe 2 litros de agua al día. Ayudarás a tu cuerpo a eliminar toxinas y grasas. Si hidratas tu piel desde dentro, mejorará el aspecto general de la misma. Será más flexible y evitarás que aparezcan estrías.
  • Lleva una alimentación saludable. Come abundantes frutas y verduras, evita los azucares y la comida prefabricada. Intenta tomar alimentos que contenga silicio orgánico.
  • Haz ejercicio moderado. Anda a paso ligero al menos 30 minutos diarios. Evita correr. La natación es el deporte perfecto para las piernas. Además de tonificarlas, el agua realiza un masaje drenante sobre la piel. Tonifica pierna y glúteo 2 veces por semana.
  • Cepilla tu cuerpo con la piel seca todos los días antes de ducharte. El cepillado suaviza la piel, activa la circulación sanguínea y combate la celulitis.
  • Termina la ducha con agua fría de los pies a los muslos. Activarás la circulación y reafirmarás la piel.Canon de Kalón. Cómo conseguir unas piernas perfectas sin celulitis
  • Utiliza crema anticelulítica. Pierde un poco de tiempo en dar el masaje. Siempre de abajo hacia arriba. Ejerce presión ascendiente sobre los muslos con las dos manos. Hidrata las rodillas y la parte anterior de la pierna. Este masaje estimula el sistema linfático.
  • Una buena medida para mejorar el retorno venoso es poner las piernas en alto.
  • Puedes tomar algún suplemento que te ayude a mejorar la circulación y la resistencia venosa.
  • Una vez a la semana realiza una exfoliación para eliminar las células muertas. Hazlo por todo el cuerpo. Empieza por los tobillos y sigue hacia los muslos.Canon de Kalón, botas de presoterápia

Existen tratamientos estéticos para mejorar el aspecto de la celulitis: masajes, LPG, presoterapía

Con los tratamientos médicos será el especialista quien te aconseje cual será más efectivo para tu problema. Mesoterapía, carboxiterapía, vacumterapía, lipolaser…

Empieza la “operación bikini”. Después  de llevarlas tapadas con medias y pantalones en invierno, todas las tenemos blancas. Para que se vean morenas no es necesario que pases horas al sol:

  • Utiliza autobronceador después de exfoliar la piel. Ten cuidado de extenderlo bien. Puedes maquillarlas y aplicar con una brocha polvos bronceadores. Si vas a ir a la piscina o a la playa, utiliza uno resistente al agua.
  • Para disimular las venas varicosas, las manchas y las cicatrices: aplica un corrector parecido al tono de tu piel.

#KalonConsejo

La constancia es el mejor de los tratamientos. Si adquieres hábitos de vida saludables mejorará tu salud y el aspecto de la piel.

¡¡Sonríe y sé feliz!!