Hoy en día se habla mucho de equilibrio cuerpo mente. Damos importancia a nuestra imagen, pero… ¿Cuánto tiempo inviertes en cuidar la mente? ¿De qué sirve tener 50 años, aparentar 35 y un deterioro cognitivo de 70 ? Quiero dejarte muy claro que el cerebro si no se usa se pierde. Las nuevas tecnologías nos ponen las cosas tan fáciles… ¿Cuántos números de teléfono sabes de memoria? ¿Haces alguna operación o cálculo matemático? En tu Smartphone tienes la información que necesitas… ¿Para qué molestarse en memorizar? ¡Qué grave error! ¿Se puede rejuvenecer el cerebro?

Canon de Kalon. ¿Qué es mindfulness?Nacemos con millones de neuronas. El paso de los años y nuestros malos hábitos hacen que se vayan muriendo. Según la OMS En el mundo hay aproximadamente 47 millones de personas con distintos tipos de demencia y se estima que aumenten unos 10 millones por año. Aunque la edad es el primer factor de riesgo, el estilo de vida también es determinante en el desarrollo de estas enfermedades.

El cerebro controla todas las funciones del organismo, desde los latidos del corazón hasta el aprendizaje, la memoria o el movimiento. Es en nuestra vida el capitán del barco. Traza la ruta de navegación. Organiza el trabajo de la tripulación para que todo funcione correctamente. Cambia de rumbo para evitar una tormenta, pero puede naufragar por agentes externos como un tsunami o como le pasó al Titanic cuando chocó con un Iceberg.

Vamos siempre con prisas. Desempeñamos de forma “autómata” las actividades cotidianas: desayunar, asearse, ir a trabajar… Mientras, llenamos la mente con pensamientos (la mayoría negativos) que repetimos continuamente. Esto nos genera miedo, inseguridad, estrésNos impide descansar. Fumar, beber en exceso, mala alimentación y sedentarismo también incrementan el deterioro cerebral. Los malos hábitos de vida son para el cerebro la punta del iceberg o el tsunami que arrasa todo.

Las neuronas que se mueren no se pueden recuperar. Pero el cerebro tiene capacidad de desarrollar nuevas conexiones neuronales y reprogramarse gracias a la neuroplasticidad. Es importante salir del área de confort y ser más activos. Así conseguiremos aumentar la capacidad cerebral, evitaremos perder la memoria y retrasaremos el deterioro cognitivo de la edad.

Claves para tener un cerebro joven:Aprender idiomas. Canon de Kalón

  • Aprender cosas nuevas estimula la actividad cerebral. Asimilar nueva información ayuda a fortalecer la sinapsis entre neuronas, formando nuevas conexiones entre ellas.  Leer, estudiar idiomas, hacer cálculos mentales o cualquier otra cosa que requiera: memorizar, concentración y método de estudio, rejuvenece el cerebro. Contar historias que hagan activar tus recuerdos, dejar de utilizar la calculadora, memorizar una canción o un poema son cosas simples que te pueden ayudar.
  • Técnicas de relajación. Practicar, yoga o taichí tonifican el cuerpo y calman la mente. Dedicar todos los días un tiempo para hacer mindfulness, meditación, escuchar música tranquila… Evitan el bombardeo de pensamientos que enviamos al cerebro y contribuyen a su relajación.
  • Dormir lo suficiente. Es fundamental evitar el insomnio.   Mientras duermes se consolida la información que has aprendido en el día y ayudas al cerebro a descansar correctamente.
  • Ejercicio físico moderado. Practicar deporte regularmente ayuda a que las neuronas estén en forma. Con el ejercicio mejoramos la coordinación, el equilibrio, la concentración y la psicomotricidad. Todo esto se va perdiendo con los años si no lo practicas. En cambio la constancia en el deporte cuida el cuerpo y la mente.Alimentación equilibrada. Canon de Kalón
  • Alimentación equilibrada. Los nutrientes son el alimento de las células. Debe ser rica en ácidos grasos, legumbres, frutas y verduras, pero tiene que ser pobre en grasas saturadas y alimentos procesados. También es importante beber el agua Así conseguiremos que nuestro organismo funcione correctamente y evitaremos obesidad, mala circulación y otras enfermedades.
  • Vivir sin estrés. Cuando se vuelve crónico es el causante de muchas enfermedades físicas y mentales.
  • Relaciones sociales. Las redes sociales acercan a los desconocidos y alejan a los amigos. ¿Cuánto tiempo pasas al día? No te obsesiones. Si abusas de ellas pueden estresarte. Es un mundo ficticio y de postureo. Casi nada es lo que parece. Queda con tus amigos (los de verdad). Tus cómplices, los compañeros de aventuras, los que te hacen reír cuando estás triste y con los que puedes compartir tus vivencias. Está demostrado que las personas que tienen una vida interpersonal activa desarrollan menos enfermedades mentales (depresión, ansiedad, estrés…)chess-1163624__340
  • Desarrollar diferentes capacidades. Si eres diestro, utiliza de vez en cuando la izquierda para escribir, para comer o para abrocharte los botones de la camisa. En casa puedes caminar hacia atrás. Si lo haces de cuclillas con manos y pies incrementarás la dificultad. Cambia el recorrido para ir a trabajar, Haz crucigramas, sudokus,  juega al ajedrez… Estas actividades ayudan al desarrollo intelectual.

#KalonConsejo

Mantén el cerebro activo. Lee, haz sudokus, aprende idiomas, a bailar o estudia cualquier cosa que te guste…

Relativiza. Si un problema tiene solución ¿por qué te preocupas? Y si no la tiene asúmelo. No se resolverá por muchas vueltas que le des.

No rumies los pensamientos (no eres una vaca). No te ancles en el pasado porque ya no vuelve. Y no tengas miedo al futuro. Vive el momento presente “aquí y ahora”. Disfruta “viviendo y aprendiendo”. Hazlo “hoy” porque no sabes si tendrás un “mañana”. Quiere y déjate querer. No juzgues ni critiques a los demás. Mira siempre el lado positivo de las cosas.

Practica yoga, mindfulness, meditación o cualquier terapia que te relaje. Evita el insomnio, el estrés, el tabaco… Come bien para mantener el peso adecuado.

¡¡Sonríe y sé feliz!!