La vuelta de vacaciones puede ser traumática para algunos y deseada por otros. El estrés post-vacacional afecta al 35% de los trabajadores. Aunque no esté considerada una enfermedad como tal, si se prolonga en el tiempo puede ser causa de baja laboral. Alguno de los síntomas son: falta de concentración, cansancio, apatía, tristeza… ¿Sabes cómo superarlo?Combatir el insomnio. Canon de Kalón

¿Recuerdas con nostalgia los momentos vividos? ¿Te cuesta adaptarte a la rutina laboral? A algunos les afecta el cambio de horarios. Otros vuelven quemados por estar las 24 horas al día en pareja y están pensando en una separación. Organizar la casa (deshacer maletas, lavadoras, plancha…) puede ser estresante, máxime cuando lo tienes que compaginar con la vuelta al trabajo. Ver como los excesos del verano te han pasado factura cuando te miras en el espejo y casi no te reconoces puede ser frustrante. Has engordado varios kilos y todo te sienta fatal. El moreno desaparece, la piel está apagada, con manchas y arrugas nuevas y el pelo parece un estropajo. Ante estas situaciones tienes dos alternativas: deprimirte y estresarte o buscar soluciones.

El estrés puntual es una reacción normal de nuestro organismo. La adrenalina es la hormona que pone en alerta a nuestro cuerpo ante una situación de peligro. Favorece la circulación de la sangre en los órganos vitales para dar una respuesta rápida y eficaz a un problema repentino. Si vas a cruzar la calle y te van a atropellar, tu cuerpo reacciona sin pensar y en dos zancadas saltas a la acera. Cuando se resuelve la situación, notarás palpitaciones, tensión muscular y la respiración mucho más acelerada. En este caso el “estrés puntual” te salva la vida.

Lo malo es cuando el estrés se vuelve crónico. Nos dejamos arrastrar por las prisas, el ruido, los problemas y al final nos estresamos por todo, antes, durante y después de las vacaciones.

El estrés aumenta el riesgo de enfermedades coronarias. El exceso de cortisol (la otra hormona del estrés) bloquea la acción del sistema inmunitario. Cuando las defensas bajan estamos expuestos a contraer todo tipo de enfermedades incluido el cáncer..20160831_101839

Si aprendes a controlar tus pensamientos serás dueño de tus emociones y estas te ayudarán a tomar buenas decisiones. Mientras tanto toma nota de estos tips que te ayudarán a superar el estrés postvacacional:

  • Ten paciencia. Se necesita un cierto periodo de adaptación para volver a la rutina.
  • El cambio de horario después de las vacaciones puede darnos problemas a la hora de conciliar el sueño. Es importante aclimatarse a la rutina de forma pausada intentando poner un horario fijo para dormir.
  • Modera el consumo de cafeína y alcohol. El café puede agudizar los síntomas de estrés. El alcohol puede agravar la depresión y la apatía.
  • Organiza tu tiempo. Conciliar vida laboral y familiar (sobre todo en el caso de las mujeres) no es fácil. Pero es imprescindible que saques tiempo para ti. Haz cosas que te relajen, te diviertan y sean gratificantes.
  • Aprende a decir “NO”. Poner límites te ayudará a controlar situaciones. Si actúas siempre a demanda de otros serás esclav@ de sus exigencias.
  • Haz deporte. Liberarás endorfinas, te ayudará a desconectar de las preocupaciones, te relajará y mejorará tu salud.
  • Practica meditación. Dedicar un tiempo a calmar la mente es imprescindible para controlar el estrés. Practica Mindfulness, Yoga o cualquier terapia que centre la atención en la respiración.
  • Expresa tus emociones. Si interiorizas todo, caerás en pensamientos recurrentes. Si necesitas llorar, hazlo. Si tienes un problema, cuéntaselo a alguien que sepa escucharte y en quien confíes. Verbalizar los pensamientos es terapéutico.
  • Relativiza y aprende a priorizar.mente-llena-o-conciencia-plena

#KalonConsejo

Toma las riendas de tu vida y no dejes que los pensamientos negativos te quiten la energía. Tu “actitud” determinará la felicidad y el triunfo o, el fracaso, la amargura, el estrés y la enfermedad. Somos esclavos de nuestros pensamientos ellos son los que nos marcan el destino. Los pensamientos crean sentimientos y estos son los que nos hacen actuar. La forma en que lo hagas determinará tu vida. ¿Qué prefieres? Vivirla con pasión y aprovechar cada minuto que te brinda o ser esclav@ del miedo, la envidia, el resentimiento y la tristeza.

“El pesimista ve dificultad en toda oportunidad. El optimista ve oportunidad en toda dificultad”.

                     Winston Churchill

¡¡Sonríe y sé feliz!!