En verano tenemos el pelo más reseco y mate. El cloro de las piscina, el salitre del mar y el sol, pueden deteriorar nuestra melena. Pero no solo estos agentes externos son la causa de un cabello mate. El empleo excesivo de champú, un aclarado insuficiente o demasiado producto para acondicionarlo pueden dejarlo apelmazado y sin brillo. Cuando sales de la peluquería te queda espectacular, pero… ¿Sabes cómo tratar el pelo en casa?

Cloro en el peloCuidarlo mal, el exceso de tintes y el uso continuado del secador, pueden hacer que se nos estropee, se quede quebradizo e incluso se caiga más.

Es importante que te pongas en manos de un buen profesional para que te asesore sobre el tipo de productos necesarios para tu pelo. En casa debes dedicarle el tiempo necesario.

Lavado:

El objetivo es conseguir que quede un cabello súper limpio. Utiliza un champú formulado para limpiar sin dejar residuos. Nunca utilices el gel de baño.

  • Antes de lavarlo pásate un peine para desenredar.
  • Moja bien el pelo antes de aplicar el champú. El agua ayuda a prevenir la rotura del cabello.
  • Utiliza una pequeña cantidad de producto. Extiéndelo de la raíz a las puntas.
  • Masajea el cuero cabelludo suavemente con las palmas de las manos.
  • Aclara con abundante agua. Termina pasando agua fría para activar la circulación.
  • Con una pasada será suficiente. Repítelo solo si tienes el pelo muy sucio.

Canon de Kalón. Trucos de bellezaMascarilla:

Después de lavar el pelo debes aplicar una mascarilla. Hazlo al menos una vez a la semana. Puedes comprarla o hacerla en casa:

Mascarilla de aguacate y plátano: mezcla un plátano y un aguacate maduro, cháfalo bien y aplícalo sobre las puntas con el pelo húmedo.

Mascarilla de aceite de semilla de olivo y plátano. Es muy nutritiva. Aplasta el plátano y añade dos cucharillas de aceite formando una pasta espesa. Extiende la mezcla sobre la cabeza, incluyendo el cuero cabelludo. Cubre con un papel film y deja que actúe 30 minutos.

Otro gran aliado es el aceite de coco. Con una vez a la semana que lo apliques será suficiente. Hazlo como si fuera una mascarilla. Desenreda el cabello y aplica una buena cantidad de aceite. Recógelo y envuélvelo con papel film. Deja que actúe durante un buen rato (mínimo 1 hora). Lava la cabeza con tu champú habitual.

Estas 3 mascarillas caseras debes aplicarlas antes de lavar la cabeza, con el pelo bien desenredado. Para retirarlas lava el cabello con un champú neutro y aclara con abundante agua para que no queden residuos.

Para dar brillo al pelo puedes utilizar una taza de vinagre en el último aclarado.

Acondicionador:

Es indispensable aplicarlo después del lavado.

  • Emplea un producto adecuado para tu tipo de cabello.
  • Lee bien las instrucciones de uso. Algunos necesitan aclarado y otros no.
  • Extiéndelo solo por las puntas. No lo apliques sobre la raíz ya que podrías engrasar el pelo.
  • Una vez aplicado, péinate para desenredarlo.
  • No es necesario esperar. En cuanto pases el peine podrás aclararlo.

Cuidar el pelo en casaSecado y peinado:

Para no dejar el pelo apelmazado, sin brillo o grasiento, utiliza muy poca cantidad de producto de peinado. Lo ideal sería que secaras el pelo al aire. Aprovecha ahora que estamos en verano. El aire caliente del secador lo estropea. Puede hacer que se vuelva seco y quebradizo. Aplica un protector térmico. Mantén el aparato a distancia de tu pelo. Sécalo de raíz a puntas. Termina con un chorro de aire frio para aplanar la cutícula del pelo y darle más brillo.

Cepillos y peines:

Si están sucios dejarán en el pelo restos de grasa y de los productos que has utilizado. Para limpiar el cepillo utiliza un peine para quitar los pelos atrapados en las púas. Lávalos con agua caliente y champú. Acláralos bien y déjalos secar bien antes de volver a utilizarlos. Hazlo una vez a la semana.

#KalonConsejo

La hidratación es una de las claves para mantener un cabello bonito. No solo debes hacerlo utilizando productos adecuados. El agua que bebemos hidrata todos los órganos del cuerpo incluidos la piel y el pelo. En verano toma 2 litros al día.

Come sano. Las verduras de hoja verde, las zanahorias, los cítricos, la legumbre, los alimentos ricos en Omega-3, los cereales integrales y el huevo son excelentes para cuidar el cabello.

Acude a la peluquería para sanear las puntas a menudo.

Si notas que se te cae el pelo más de la cuenta, acude al médico cuanto antes. Pueden ser muchas las causas: alopecia androgenética, estrés, la edad, alteraciones hormonales…

Si sigues mi blog de belleza y salud te habrás dado cuenta de que hago especial hincapié en alimentación, hidratación, ejercicio y control del estrés. Creo que son los pilares para llegar a una longevidad saludable.

¡¡Sonríe y sé feliz!!