Las manos dicen mucho de nosotros. Revelan el carácter y delatan sentimientos: ternura, amor, protección, arrogancia, poder, fuerza… Son el primer contacto de un saludo así como herramientas imprescindibles en el trabajo. Las usamos continuamente y las maltratamos con frecuencia. La piel de las manos es la más castigada de todo el cuerpo. Está siempre en contacto con el aire, el sol, el frío y las temperaturas extremas. A esto hay que añadirle los detergentes y productos químicos de limpieza. Con tantas agresiones, la piel se puede irritar, resecar y agrietar, salir arrugas y manchas… ¿Las cuidas lo suficiente? Si no lo haces, además de envejecidas y resecas, puede que te den algún problema. Canon de Kalón. Cuidado de las manos

Cuidados preventivos:

  • Lávalas con agua templada. Utiliza jabones ricos en aceites y usa el cepillo de uñas sobre todo antes de cocinar. Es una zona en la que se pueden acumular muchos gérmenes. Sécalas con cuidado.
  • Emplea crema de manos después de lavarlas. Fíjate que entre sus componentes lleven: manteca de karité, urea, aceite de almendras dulces, de argán, de jojoba, cera de abejas… Son humectantes, hidratantes y protectores.
  • Exfolia las manos una vez a la semana. Puedes hacerlo mezclando sal o azúcar con un poco de aceite de oliva o coco. Frótalas con cuidado, aclara y seca con una toalla. A continuación pon abundante crema y colócate unos guantes de algodón. Cuanto más tiempo aguantes con ellos, mejor. Te quedarán las manos súper suaves.
  • Protege las manos de las inclemencias del tiempo. En invierno hay que ponerse guantes. En verano es imprescindible utilizar crema de protección solar para evitar las manchas.
  • Usa guantes de vinilo y encima ponte los de goma si vas a estar en contacto con productos de limpieza como lejía o amoniaco.Canon de Kalón. Cuidado de las manos

    Problemas en las manos. Causas y remedios:

  1. Dermatitis: es un trastorno que provoca descamación, enrojecimiento y hasta grietas en la piel.
  • Puede aparecer después de que tocar productos químicos y detergentes fuertes.
  • Una reacción alérgica a algún producto específico.
  • Algunas veces está vinculado a otras patologías como psoriasis.
  • Si no las hidratas y las proteges, también puede aparecer dermatitis.

Si cuidándolas persiste el problema, acude al dermatólogo.Canon de Kalón. Cuidado de las manos

  1. Manos hinchadas con venas dilatadas. Puede aparecer este problema:
  • Al andar. Seguro que cuando sales a caminar has notado alguna vez que se hinchan las manos y te cuesta doblar los dedos. Se soluciona poniendo las manos en alto durante un rato.
  • Por el calor. Si las pones a remojo en un recipiente con agua muy fría, bajará la inflamación enseguida.
  • Retención de líquidos. Beber agua es el mejor remedio para evitarla. Toma alguna infusión diurética o producto natural
  • La obesidad hace que se altere el sistema linfático y se retengan líquidos. Cuando sobran muchos kilos, no hagas dieta por tu cuenta, acude a un endocrino para que te marque una pauta alimenticia.
  • Mala circulación. Los vasos sanguíneos se abren más y producen edema e hinchazón. Las personas con este problema suelen tener las manos frías.Canon de Kalón. Cuidado de las manos
  1. Síndrome del túnel carpiano. Provoca hinchazón en los dedos, dolor, adormecimiento y sensación de frío. Puede estar asociado a otras enfermedades. El médico valorará si es un caso leve y puede mejorar inmovilizando la muñeca o requiere tratamiento quirúrgico para liberar al nervio del túnel del carpo.
  2. Artritis reumatoide. Se produce por un desgaste en los cartílagos y articulaciones. El envejecimiento es la causa más común. Para cuidar los cartílagos, las articulaciones y la piel tomo colágeno con ácido hialurónico.
  3. Sudor en las manos.
  • Por factores emocionales. El estrés, los nervios en un momento determinado, la ansiedad, la alegría o la pena pueden provocar sudoración en las manos.
  • Hiperhidrosis palmar. Es una alteración que produce una sudoración excesiva en las palmas de las manos. Puede estar también asociada a otras enfermedades. El 40% de las personas que la padecen es por factores hereditarios. Si tienes este problema, acude al dermatólogo. Una de las soluciones es inyectar toxina botulínica (botox). Lo malo es que solo dura de 6 a 8 meses. Lo verdaderamente definitivo es la cirugía laparoscópica.
  1. Manchas:
  • Por nicotina. Si fumas y llevas el dedo amarillo, el mejor remedio es que lo dejes. Como se que no me vas a hacer caso, otra solución es que impregnes un algodón con agua oxigenada y frotes los dedos manchados.
  • Por el sol. Utiliza cremas despigmentantes. Cuando salgas a la calle usa protección solar. También puedes acudir a un médico estético. Hay distintos peelings químicos u otros tratamientos que son efectivos.
  1. Envejecimiento: El mejor tratamiento es la prevención. Pero si ya las tienes muy ajadas, hay tratamientos medico-estéticos para rejuvenecerlas manos:Canon de Kalón. Cuidado de las manos
  • Peelings químicos. Suelen hacerse con ácidos: salicílico, glicólico, tricloroacético… eliminan las manchas del sol.
  • Laser- IPL. La luz pulsada elimina la melanina acumulada en las manchas y mejora la calidad de la piel.
  • Infiltraciones de grasa propia. Se extrae grasa del propio paciente, se centrifuga y se inyecta en el dorso de las manos. Con el paso del tiempo las venas se ven más porque perdemos firmeza y grasa. La ventaja que tiene este tratamiento es que la grasa inyectada no se absorbe y queda para siempre.
  • Infiltraciones con ácido hialurónico y vitaminas. Aportan hidratación y rejuvenecen. Los resultados son buenos, pero necesitas repetirlo cada cierto tiempo.
  • Factores de crecimiento o bioestimulación. La técnica consiste en separar el plasma rico en plaquetas por la centrifugación de la sangre que previamente extraen del brazo. A continuación, inyectan este plasma (factores de crecimiento) en el dorso de las manos mediante micro inyecciones. El tratamiento es muy efectivo pero hay que repetirlo varias veces.

#KalonConsejo

La higiene en las manos es fundamental. Manipulamos muchas cosas que luego nos llevamos a la boca y nos puede hacer enfermar.

¡¡Sonríe y sé feliz!!