Enero y septiembre son los meses en los que la mayoría de nosotros nos planteamos mejorar malos hábitos. Me pondré a dieta, dejaré de fumar, iré al gimnasio… ¿Te suena? Después de unas merecidas vacaciones, llega la vuelta a la normalidad. El cansancio, los dolores y el estrés por nuestro ritmo de vida nos hacen mella. Hoy te voy a hablar de los malos hábitos posturales en el trabajo. Es algo que hacemos sin darnos cuenta y que con el tiempo pueden producir lesiones. Seguro que te identificas con alguna de ellas:

  • 20160831_101839Dolor de espalda. Es una de las lesiones con mayor incapacidad laboral. Estar muchas horas “mal sentado” frente al ordenador, hablar por teléfono sujetándolo con el cuello torcido, coger mucho peso de forma inadecuada… Son causas de lesión y baja laboral. Tortícolis, lumbalgia, lordosis, escoliosis, son entre otras, las enfermedades que pueden aparecer por malas posturas.
  • Estrés. Vivir acelerado a nivel laboral puede causar esta enfermedad. La tensión nerviosa hace que los músculos de la espalda se contraigan, llegando a provocar dolores y contracturas.
  • Fatiga visual. Estar muchas horas frente a la pantalla del ordenador puede “pasarnos factura”. Los síntomas más frecuentes son: visión borrosa, fotofobia, lagrimeo, dolor ocular, sequedad en los ojos…
  • Síndrome del túnel carpiano. Se produce por la flexión reiterada de la muñeca. Cuando padeces esta enfermedad se pierde fuerza en las manos.
  • Enfermedad D´Quervain o tenosinovitis. Se produce por utilizar el teclado de ordenadores y móviles. Afecta al dedo pulgar.
  • Síndrome de la fatiga crónica. Puede disminuir hasta el 50% de productividad. Insomnio, dolor de cabeza, malestar general son alguno de sus síntomas.
  • Obesidad. Pasar muchas horas sentado, sin hacer ejercicio y comer mal en la oficina, pueden hacerte engordar y deteriorar tu salud.

Una buena postura corporal no es solo cuestión de estética. Mantenernos erguidos y con la espalda recta, nos da una apariencia esbelta y evita problemas musculares y de la columna.

Estos malos hábitos posturales, puede ser causa de lesiones y baja laboral.

Una posición correcta en el trabajo evitará trastornos musculoesqueléticos:

  • Mantener el cuello en posición vertical, relajado con los hombros separados de las orejas.
  • Evitar que la parte inferior de la espalda se mantenga doblada hacia delante durante mucho tiempo cuando estás sentad@.
  • Si trabajas muchas horas en la misma postura (sentado o de pie). Mueve tus piernas.
  • Si tienes que coger pesos, flexiona las rodillas y aprieta la zona abdominal para proteger la lumbar.

ErgonomiaYa lo dice el refrán: “más vale prevenir que curar”. El 19 de Septiembre voy a apuntarme al curso: “Taller de ergonomía en el puesto de trabajo”. Así corregiré malas posturas y evitaré posibles lesiones. Si te animas a apuntarte conmigo, puedes hacerlo pinchando aquí.

#KalonConsejo

Es importante adquirir posturas correctas con una buena reeducación postural global (RPG). Fortalecer la musculatura con distintos ejercicios y estiramientos previene lesiones.

Cambia de postura, muévete, estira las piernas, levántate si estas sentado mucho rato, o siéntate unos minutos si trabajas de pie.

Si comes en el trabajo. Prepara en casa comidas saludables. No puedes alimentarte a base de sándwich o bocadillo.

Evita el estrés. Organiza tu tiempo en el trabajo.

¡¡Sonríe y se feliz!!