En la antigua Grecia, “Kalon” significaba bello en un sentido mucho más amplio. Todo aquello que atrae, que despierta admiración, pero también lo que es justo y lo que es bueno. Por ejemplo, Platón identificaba la belleza con el bien y la verdad.

Canon de kalón. Kalón es bellezaDesde esta ventana al mundo, eso es exactamente lo que pretende trasmitir este blog.

Cada uno de nosotros tiene un “kalón” único e irrepetible, porque todos somos “diferentes”.

¿Qué hacer para llevar una vida saludable?

Sin lugar a dudas, vivir en equilibrio es la clave para sentirse bien.

En Canon de Kalón no existen dietas, ni modas vamos a proponeros un estilo de vida saludable que os haga sentiros bien desde el interior (salud) y esto se verá reflejado en el exterior (belleza).Canon de Kalón. Vida sana

“La belleza está en el interior”, no es el consuelo de los feos; si tú estás bien por dentro, llevando una alimentación saludable y haciendo ejercicio, esto se verá por fuera: te sentirás mejor y tu piel lo agradecerá.

Debemos vivir en equilibrio, todo con moderación. Los excesos son malos. Ejercicio, alimentación, descanso, vida social, familiar y laboral… todo en armonía.

Nuestra vida es como una balanza. Si solamente comemos y llevamos una vida sedentaria acabaremos engordando, nos sentiremos mal con nosotros mismo y acabaremos enfermando. En este caso, la belleza pasa a un segundo plano.

Lo mismo sucede con todo lo demás. Somos responsables de todos nuestros actos y esto refleja nuestro estilo de vida.Canon de kalón. Equilibrio

Canon de Kalón propone que sigas unos hábitos de vida saludable, guardando un equilibrio entre lo que comes (cantidad y tipo) y lo que quemas. Esto te llevará a sentirte bien por dentro (salud) y por fuera (belleza).

Nuestro cerebro necesita entre 20 y 30 días para hacer un surco, un camino, para convertir algo nuevo en un hábito. Ese propósito que en principio parece inalcanzable, en poco tiempo será una rutina que formará parte de ti y los beneficios son para toda la vida

¿A que esperas?

Descubre el mindfulness

Vivimos en una sociedad de cambios constantes. Las nuevas tecnologías, las prisas, el trabajo, las preocupaciones, hacen que vivamos en un estrés continuo, causando en muchas ocasiones la perdida o mala calidad de sueño. Si se prolonga en el tiempo, puede producir ansiedad, depresión y por supuesto “envejecimiento”.

Debemos poner “atención plena” o mindfulness. Vivir el presente y no anclarnos en el pasado (sufrimiento), ni tampoco estar pensando continuamente en el futuro (miedo).

Hay que darle culto al cuerpo, pero es importantísimo dedicarle un tiempo a la mente. Nuestro cerebro vive en un proceso de adaptación y aprendizaje, recibe información y pensamientos continuamente y para su descanso, necesitamos todos los días un tiempo de relajación y meditación. Vive plenamente.

mente-llena-o-conciencia-plena

Kalon-Consejo

Vivir en equilibrio (cuerpo-mente) es importante, pero sin olvidar que somos seres sociables y afectivos y hay que poner en nuestra balanza también a nuestra familia y amigos. Querer y sentirse querido es importantísimo para vivir la vida plenamente, en equilibrio y con atención plena.

No malgastes tu vida, “solo se vive una vez”.

¡¡ Sé feliz!!