Botox, es el nombre comercial más demandado de la toxina botulínica, pero también existen otras marcas como Vistabel, Dysport, Azzalure… Todas ellas son sustancias inyectables capaces de frenar la progresión de las arrugas dinámicas gracias a suavizar o relajar los músculos responsables de las líneas de expresión.

5D0A7750_1

La toxina botulínica es una proteína. La produce una bacteria llamada Clostridium Botulinum. El efecto farmacológico tiene lugar a nivel de la unión neuromuscular entre el nervio periférico y el músculo. En esta región se produce la liberación de acetilcolina, (un neurotransmisor) que se necesita para la contracción muscular. El efecto final es la relajación temporal del músculo sin producir ninguna lesión física en las estructuras nerviosas.

La primera aplicación clínica de la toxina botulínica se realizó en el año de 1977 para el tratamiento de estrabismo (patología oftalmológica en donde existe una hiperactividad de los músculos que se encargan del movimiento del globo ocular). También se utiliza en otras especialidades médicas, para la fibromialgia reumática, el dolor lumbar, los espasmos musculares, ciertos tipos de migrañas…

En medicina estética se aplica de manera local en el tercio superior de la cara. Se utiliza para frenar la progresión de las arrugas de expresión dinámicas (líneas de la frente, patas de gallo y entrecejo). Este tipo de arrugas se producen por hacer movimientos repetitivos al gesticular. Tras su infiltración las arrugas se suavizan. Los músculos de las zonas tratadas se relajan. Quisiera recalcar la importancia y los excelentes resultados que se obtienen para aquellos pacientes que padecen de hiperhidrosis (sudoración excesiva) axilar, palmar o plantar.

Es muy importante que sea un médico estético el que realice el tratamiento. Una mala praxis puede hacer que los músculos se paralicen y den como resultado una cara con pérdida de expresión.

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que me hacen mis pacientes antes de someterse al tratamiento.

¿Aplicarse Botox produce botulismo?

El botulismo es una “intoxicación” antiguamente muy temida. Se contrae por la ingesta de alimentos en mal estado. La aplicación de Botox terapéutico no produce esta intoxicación.

¿La Toxina Botulínica es un Veneno?

La respuesta es si, se define como un veneno tóxico para los nervios que se encargan de la contracción muscular. Es por ello que paraliza o relaja el musculo donde se aplique. Tendríamos que aplicar litros de Botox para generar una intoxicación, no os preocupéis por esto

¿Quedaré peor si no repito el tratamiento?

La buena noticia es que tras aplicar el Botox, además de tratar las arugas de expresión, consiguiendo su disminución. También se previene y retrasa la formación de arrugas nuevas durante el periodo de tiempo que dura el efecto del tratamiento. La desaparición del efecto del Botox es progresiva. La explicación es sencilla. Los nervios que “dormimos” tras su aplicación, poco a poco se van despertando, y el efecto de recuperación de la contracción es gradual.

¿Cuánto tiempo duran los efectos del tratamiento?

Suelen durar de cuatro a seis meses. Existen muchos factores individuales de cada paciente que intervienen en su duración y en el resultado del tratamiento con toxina botulínica.

¿Puedo aplicarlo antes de los 4 meses?

Lamentablemente no, recuerda que es una toxina y tu organismo la reconoce como tal, ella actúa como si fuese una vacuna generando anticuerpos. Con infiltraciones de Botox de manera repetida antes del tiempo recomendado, se corre el riesgo de que no haga el efecto que debería tener. El organismo crea muchos anticuerpos y luchará contra ellos.

¿El tratamiento se nota nada más aplicarlo?

La disminución de la contracción de las arrugas comienza a verse a partir del cuarto o quinto día de su aplicación. La mejoría es progresiva. Los resultados finales se ven a los quince días. Tu medico te citará en esta fecha para ver los resultados o si es necesario se realiza un retoque.

¿Cuánto cuesta?

Los precios varían dependiendo de las zonas tratadas. El especialista valorará la cantidad de unidades que necesitas. Mi recomendación es que acudáis a un médico estético de confianza. Lo barato puede resultar caro y con la salud no se juega.

Espero haber resuelto algunas de vuestras dudas. Personalmente es un tratamiento que recomiendo a mis pacientes. Los resultados rejuvenecedores son espectaculares. La prevención y la moderación son claves para prolongar un aspecto joven.