Uno de los tratamientos para mejorar y prevenir los signos de envejecimiento son los factores de crecimiento del plasma rico en plaquetas (PRP). Es una técnica de regeneración celular que se utiliza para el tratamiento de lesiones articulares o tendinosas. También se utiliza en implantologia dental como complemento a técnicas regenerativas. En medicina estética se usa para tratamientos de rejuvenecimiento facial. Lo más demandado es cara, cuello, escote y manos. A nivel de cuerpo se utiliza como tratamiento complementario de flacidez y celulitis. También se utiliza para tratamientos de caída de cabello.

5D0A2060

En cuanto al procedimiento, se extrae sangre de la vena del paciente. Se introduce en un aparato que la centrifuga a 3600 rpm durante 10 minutos aproximadamente. La centrifugadora se encarga de separar los glóbulos rojos y el plasma que contiene factores de crecimiento. Una vez separados los componentes se agrega un activador de plaquetas a los factores de crecimiento para potenciar más su acción regeneradora y se procede a infiltrarlo por vía de mesoterapia.

5D0A2079
No es un tratamiento doloroso ya que se pone crema anestésica local para evitar el dolor de las múltiples infiltraciones que se realizan en la zona a tratar.

El único efecto secundario que puede tener es una ligera inflamación y algún pequeño hematoma que remitirá en unos días. Al ser autólogo no puede producir rechazo. Una vez finalizada la sesión, es conveniente no hacer ejercicio, no tomar saunas ni maquillarse en unas horas.

Los tratamientos regenerativos biológicos tanto el PRP como el de fracción vascular de estromal que consiste en el centrifugado de la grasa del paciente para obtener células madre (grupo celular heterogéneo con una gran capacidad para la reparación de los tejidos) dan unos excelentes resultados.

Una ventaja importante de ambos tratamientos es que al tratarse de material de nuestro propio cuerpo no provoca rechazos ni alergias.

5D0A2084El PRP es un tratamiento preventivo y pro-aging. Con el paso de los años nuestro cuerpo ralentiza el proceso de reparación celular, se genera menos colágeno que da firmeza a la piel y elastina que le da flexibilidad. La piel pierde humedad y esto causa flacidez y arrugas. Los factores de crecimiento hacen que estas dos proteínas vuelvan a trabajar dando a la piel mas firmeza, elasticidad y luminosidad.

No es un tratamiento flash, los resultados se ven conforme pasa el tiempo. A la tercera semana de haber realizado el procedimiento se comienza a ver mejoría en la calidad de la piel. A los tres meses se evidencian los resultados obtenidos.

Hacen falta al menos tres sesiones con espacio de mes y medio entre una y otra para hacer un tratamiento completo. Posteriormente se recomienda hacer una sesión de recordatorio según evolucione el paciente.

La prevención es una de las claves para resultados de futuro. Por eso es un tratamiento que recomiendo a mis pacientes por ser natural, cómodo y sin efectos secundarios.

Los tratamientos regenerativos forman parte de la medicina del futuro que está sustituyendo muchas de las intervenciones quirúrgicas de la medicina estética.