La Navidad está a la vuelta de la esquina. Con tantas celebraciones nos olvidamos de los hábitos de vida saludables. Todos los años ocurre lo mismo. Llegará enero y tendremos que apretarnos el cinturón por los gastos y aflojarlo por los michelines. Los gimnasios se volverán a llenar y much@s se pondrán a régimen. Perder los kilos ganados es fácil, pero los excesos también estropean la piel. Recuperar su aspecto es mucho más complicado. ¿Sabes cuáles son sus peores enemigos y qué hacer para cuidarla?