Para evitar manchas, arrugas o quemaduras, nos ponemos cremas de protección solar en la piel. Pero… ¿Cuidas también tu pelo? ¿Por qué lo dejamos en un segundo plano? Si vas a la playa o a la piscina sin prestarle atención, verás como en unos días tu melena se deteriora. Se queda sin brillo, encrespada, decolorada, áspera… El cloro y el salitre del mar oxidan la keratina natural del cabello. Los tintes cambian de color. Los rubios pueden tirar a verdosos y los castaños a anaranjados. Las permanentes y el secador rompen el cabello y lo resecan. ¿Quieres llegar a septiembre y llevarlo como un estropajo? Hoy te doy unas claves para cuidar el pelo en verano.