Los excesos del verano nos han pasado factura. Es hora de volver a los hábitos saludables. Much@s arrepentidos vuelven al gimnasio y se machacan haciendo abdominales creyendo que así conseguirán tener la tripa como una “tabla de lavar”. Así no lo lograrás. Es más, puede que te lesiones el cuello y la zona lumbar. Para tener unos abdominales definidos y una espalda sana, anda 45 minutos a paso ligero, trabaja el “core” y come de forma saludable. Aunque te suene a chino trabajar el core es esencial para evitar dolores de espalda, ganar elasticidad, equilibrio y mejorar en general el rendimiento deportivo. Chus nos enseña unos ejercicios para fortalecer y tonificar toda la faja abdominal (core). Los puedes hacer en casa. Con 10 minutos de práctica al día obtendrás innumerables beneficios. Tener un core fuerte y tonificado es garantía de salud corporal. ¿Te animas?