Cuando llega el frío y tapamos las piernas con medias o pantalones, nos olvidamos de anticelulíticos y depilaciones. Luego, todas las primaveras nos asustamos al ver el estado en el que se encuentran. Están blancas y con vello. Tenemos flacidez, celulitis y más arañas vasculares. A ninguna nos gusta su aspecto. Si las quieres tener bonitas en verano ahora es el momento de cuidarlas. No lo hagas por estética, hazlo por salud.