Maquillarse “bien” requiere tiempo y técnica. Esto es algo en lo que casi todas fallamos. ¿Te imaginas levantarte por la mañana con el eyeliner, las cejas y los labios perfectos? Los ojos y la boca son el punto de mira de nuestro rostro. La forma de depilar las cejas cambia el aspecto de la mirada. Con un diseño correcto y el eyeliner bien definido se puede crear una ilusión óptica y hacer los ojos más grandes y expresivos. Con los labios pintados conseguimos que los dientes parezcan más blancos. Además podemos aumentar su tamaño y crear volúmenes para embellecerlos. La micropigmentación es la solución semipermanente para estar perfectas las 24 horas al día. Con una crema de protección solar con color, un poco de colorete y máscara de pestañas, sales de casa con un aspecto inmejorable sin perder tiempo en maquillarte. Lo digo por experiencia. Los resultados son espectaculares.