Las bolsas en los ojos aparecen por distintas causas:

  • Pueden ser transitorias. Por haber dormido mal o por llorar.
  • Por retención de líquidos. Se sabe que son por este motivo si al presionar sobre la bolsa está blanda. La zona de debajo de los ojos puede encontrarse menos drenada, por eso se retienen líquidos.
  • Por exceso de grasa. En este caso, cuando presionas sobre la bolsa, está dura. La grasa se puede acumular debajo del ojo cuando se aumenta de peso o por altos niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Por flacidez. Al envejecer la piel se estira y ya no vuelve a su ser.