Algunos tratamientos médico-estéticos deben realizarse durante los meses de invierno, en los que la exposición solar es menor.