Hoy te voy a hablar de dos productos imprescindibles en mis rutinas de belleza. Son económicos y naturales. Sirven para todo tipo de cutis y los puedes utilizar tengas la edad que tengas. Llevo tiempo probando distintos productos para la piel y al final he llegado a a la conclusión de que no hace falta gastar mucho para tener un cutis radiante.

Como te decía, utilizo dos aceites que son “esenciales” para mis cuidados diarios: el aceite de coco (lo compro en el supermercado, sirve también para cocinar ) y el aceite de semilla de olivo (este lo puedes comprar aquí). El de coco cuesta de 5 a 10 euros y el de semilla de olivo 14,50. Son baratos ¿no? Y lo que es mejor, los utilizo para casi todo.

ACEITE DE COCO:Canon de Kalón. Trucos de belleza

  • Desmaquillante: puedes usarlo para la cara, cuello y escote. Pon en tus manos un poco de aceite y masajea con suavidad los párpados. Retira los excesos de pintura con dos algodones (uno para cada ojo). Sirve para quitar todo tipo de máscara de pestañas hasta las resistentes al agua. Después vuelves a repetir la operación con el resto de la cara, el cuello y el escote. Siempre con movimientos circulares y ascendentes. Retira con algodones la suciedad. Si tienes granos y espinillas, seguro que estarás pensando que para ti no sirve porque te aportaría más grasa a la piel. ¡Todo lo contrario!. El aceite de coco contiene ácido láurico. Es una sustancia que tiene la capacidad de combatir las bacterias que producen el acné.
  • Hidratante corporal: lo utilizo para después de la ducha o el baño de sal. Con la piel húmeda masajeo el cuerpo, empezando por los pies hasta el escote. A continuación termino de secarme. La única pega que tiene es que se te queda el cuerpo y la toalla con olor a coco. Si no te gusta ese olor, puedes comprar algún aceite esencial con un aroma que te agrade y añadir unas gotas.
  • Mascarilla para el pelo: suelo hacerlo en fin de semana cuando sé que no voy a salir. Con el pelo en seco y desenredado, lo impregno bien y lo recojo con pinzas. Piensa que no podrás apoyar la cabeza en el sofá o en la almohada porque pondrás todo perdido. Para evitarlo, puedes envolver la cabeza con una toalla o un turbante. Después de varias horas lávate la cabeza con tu champú habitual. Verás como se queda el pelo de brillante y suave.
  • Exfoliante: es uno de los ingredientes que utilizo para hacer peelings en casa.

ACEITE DE SEMILLA DE OLIVO:Canon de Kalón. Trucos de belleza

  • Hidratante facial: lo utilizo con la cara limpia como serum. Después utilizo una crema hidratante por el día y por la noche una despigmentante.
  • Hidratante corporal: añado unas gotas a la hidratante corporal o a el aceite de coco.
  • Acondicionador para el pelo: después de lavar la cabeza y desenredar el pelo, pongo unas gotas en las manos y lo aplico sobre las puntas.
  • Exfoliante y mascarilla.

La piel cambia a diario. Unas células se mueren y se desprenden pero nacen otras que cumplen su función. Con el paso de los años, este proceso de regeneración celular se hace más lento causando la acumulación de células muertas que afectan a la renovación celular. Por eso es importante exfoliar la piel. Así ayudarás a desprender esas células muertas que no dejan respirar a las sanas y minimizarás arrugas y manchas. Tu piel dejará de tener ese aspecto apagado y conseguirás una piel más joven y luminosa. Yo lo hago dos veces por semana. Esta es una de mis exfoliantes favoritas. Te deja la piel radiante y luminosa.

MASCARILLA /EXFOLIANTECanon de Kalón. Trucos de belleza

Mezcla en un vaso de chupito media cucharilla de aceite de coco, unas 30 gotas aproximadamente de aceite de semilla de olivo, una puntita de ácido ascórbico en polvo, (yo lo compro en Gilca) y otra de miel. Remueve la mezcla y aplícala en la cara con cuidado de no acercarte a los ojos. Hazlo con suaves movimientos circulares. Déjala actuar durante 20 minutos. Así te sirve también como mascarilla. Retírala con cuidado para que no se te meta en los ojos. La vitamina C (ácido ascórbico) aporta luminosidad a la piel. A continuación y a modo de tónico impregno un algodón con zumo de limón. Por último aplico el aceite de semilla de olivo. Hazlo siempre por la noche. La vitamina C se oxida y podrían salirte manchas si lo haces por la mañana y sales a la calle sin protección solar. Verás con que piel te levantas al día siguiente. Si tienes el cutis muy sensible y notas que te escuece, cambia el ácido ascórbico por copos de avena o azúcar de caña.Canon de Kalón. Trucos de belleza

#KalónConsejo

Si quieres tener una piel sana y saludable debes ser constante con los cuidados de limpieza, hidratación y exfoliación.

Come sano y variado, bebe dos litros de agua, evita el estrés, duerme y haz ejercicio regularmente.

¡¡Sonríe y sé feliz!!